Hitos de la Historia de la Iglesia Ortodoxa y del Monasterio Ortodoxo Antioqueño en Guatemala

A finales del siglo diecinueve, llegaron a establecerse a Guatemala Cristianos Ortodoxos inmigrantes de la Tierra Santa y de Líbano.  A principios del siglo veinte, otra ola de  inmigrantes rusos y griegos ortodoxos llegaron a Guatemala.  Estos Cristianos Ortodoxos se establecieron como familias en su nuevo país y mantuvieron su fe y tradiciones ortodoxas.

El 30 de abril de 1986, Madre Inés y Madre María dejaron su congregación Católica Romana en búsqueda de la vida monástica de acuerdo a la tradición monástica antigua.

En mayo de 1987, mientras asistían a una conferencia internacional en el Centro Ecuménico Ortodoxo en Chambesy, Suiza, recibieron la bendición de Su Eminencia, Metropolita Damaskinos Papandreou, Exarca del Patriarcado Ecuménico de Europa Occidental, para fundar un Monasterio Lavra Ortodoxo en Guatemala y buscar al obispo Ortodoxo de su jurisdicción.

En 1989, las monjas recibieron de un amigo del recién fundado monasterio una donación de 35 acres de tierra para el Monasterio en la ladera de una colina deforestada adyacente a un viejo bosque hasta las orillas del Lago de Amatitlán.   Las obras en la propiedad se iniciaron inmediatamente moviendo 70 toneladas de tierra y haciendo terrazas y reforestación.

El 25 de marzo de 1992 Madre Ivonne Sommerkamp como laica se unió a la pequeña comunidad monástica.

El 1 de noviembre de 1992, el sitio futuro de la Iglesia del Monasterio fue bendecido y se inició la construcción de seis ermitas para las monjas.

En 1993, las monjas pidieron ser recibidas en el Patriarcado Antioqueño.  Ese mismo año, Su Eminencia Arzobispo Antonio Chedraoui, Arzobispo Metropolitanos de México, Venezuela, Centro América y el Caribe, recibió al Monasterio bajo su omoforio.

El 30 de enero de 1994, la comunidad monástica se trasladó a las ermitas recién terminadas.

El 14 de mayo de 1994, Su Eminencia confirió el poder legal a Madre Inés con las instrucciones correspondientes para inscribir a la Iglesia Católica Apostólica Antioqueña de Guatemala y designó a Madre Inés como superiora por votación de las monjas.

El 10 de agosto de 1994, Su Eminencia tonsuró a Madre Inés y a Madre María.

El 11 de agosto de 1994 durante la primera Divina Liturgia, Su Eminencia instaló a Madre Inés como Igoumeni del Monasterio Ortodoxo de la Santísima Trinidad –Lavra Mambré-.  En esta misma ocasión, Su Eminencia tonsuró a Madre Ivonne. 

El 2 de diciembre de 1995, después de la Divina Liturgia celebrada en una construcción a medias para propósitos múltiples, el Acta de Fundación de la “Iglesia Católica Apostólica Antioqueña de Guatemala” fue firmada por Su Eminencia y veinticinco miembros fundadores guatemaltecos requeridos por ley.

En enero de 1996, el gobierno recién electo inició negociaciones con la Iglesia Ortodoxa para privatizar y confiar el orfanato oficial del país fundado en 1857 por Don Rafael Ayau, para su renovación y reapertura. 

Para Semana Santa y Semana Brillante de 1996, las monjas fueron al Monasterio Ortodoxo de la Transfiguración en Ellwood City, Pennsylavania, Estados Unidos de América, donde la Abadesa Madre Christophora cordialmente recibió al Monasterio de Guatemala como su “monasterio filial”.

Antes de la Semana Santa, las monjas visitaron el Centro Misionero Cristiano Ortodoxo (OCMC) en San Agustín, Florida para presentar el proyecto del orfanato y solicitar misioneros.  Luego de esta visita, se estableció una relación muy fructífera.

En agosto de 1996, el orfanato “Hogar Rafael Ayau” abandonado y vandalizado fue recibido por la Iglesia Antioqueña para reconstrucción y la capilla existente en la propiedad se convirtió en la primera Parroquia Ortodoxa.

El 2 de febrero de 1997, Su Eminencia Metropolita Antonio consagró el primer Altar y dedicó el templo a la Santa Transfiguración.

El 13 de octubre de 1997, después de una reconstrucción y renovación básica, el orfanato “Hogar Rafael Ayau”, reabrió sus puertas y recibió inicialmente a 115 niños y niñas, transferidos de otra institución gubernamental dilapidada.

El 2 de septiembre de 2002, se inició la construcción de la Iglesia del Monasterio.

En el año 2004, Madre Inés visitó Rusia por primera vez y tuvo la oportunidad de conversar con Su Beatitud Patriarca Alexey de bendita memoria e iniciar relaciones favorables para el orfanato.

En agosto de 2007, se finalizó la Iglesia del Monasterio. El 8 de noviembre de 2007, Su Eminencia Metropolita Antonio consagró el Altar de la Iglesia del Monasterio junto con otros quince archimandritas y sacerdotes de diferentes jurisdicciones de los Estados Unidos de América y Rusia, Madre Abadesa Christophora del Monasterio Ortodoxo de la Transfiguración en Pennsylvania, las monjas, los niños del Hogar Rafael Ayau y las familias y amigos del monasterio provenientes de diferentes países.

Las relaciones con la Iglesia de Rusia se vieron beneficiadas con la visita a Guatemala del Presidente Vladimir Putin con ocasión de la elección a los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi del año 2014 y esto trajo la apertura de una Embajada Rusa en Guatemala.  Esta relación eventualmente benefició a las niñas del orfanato quienes después de la visita del Canciller Serguei Lavrov a Guatemala visitó el orfanato, fueron invitadas en el año de 2010 por el gobierno ruso a una visita de diez días, junto con las monjas. Fue maravilloso experimentar la Iglesia Ortodoxa vibrante en sus santos.

Desde el año 2010 se dio un crecimiento exponencial de la Iglesia Ortodoxa en Guatemala. El Patriarcado Ecuménico (griegos) y el Patriarcado Siro Antioqueño recibieron a multitudes a su seno y las comunidades son atendidas fielmente por el Archimandrita Mihail y sus sacerdotes www.mayanorthodoxy.com y https://www.facebook.com/fredyfernando.castellanos/friends y el Arzobispo Mor Eduardo Aguirre y su clero respectivo www.icergua.org

En el año 2008 se inició la construcción de la Residencia San Miguel, para trasladar a los niños a un ambiente más propicio.   El 17 de noviembre de 2013 nuestro Metropolita Antonio Chedraoui, con la participación de toda la Ortodoxia extranjera y guatemalteca, bendijo las instalaciones de la nueva residencia y el 25 de julio de 2013 se trasladó a los niños a la nueva residencia.

En las previas instalaciones funciona exitosamente la Parroquia Ortodoxa Antioqueña de la Santa Transfiguración y una residencia estudiantil de varones universitarios de escasos recursos.  Desde el año 2013 el Monasterio fundó una universidad gratuita en línea www.ieira.edu.gt  para atender a tantos cientos de sus graduados y tantos otros privados de oportunidad de educación superior para las personas de habla hispana.

En diciembre de 2013, vino Madre Alexandra de la Jurisdicción Antioqueña de Norte América a formar parte de la pequeña comunidad monástica.

La misión del Monasterio originalmente quería ser simplemente una Lavra, un lugar de oración y desierto.  Sin embargo Dios tenía planes un poco diferentes que intentamos seguir con fidelidad y creatividad.  Las seis ermitas se han transformado en una operación misionera muy grande en la que participan todas las iglesias de países diversos.  Es una misión linda que refleja la belleza del lugar en el que Dios quiso se plantara el Monasterio Ortodoxo de la Santa Trinidad.  Para Su gloria.

El Monasterio está abierto para recibir vocaciones monásticas de personas maduras en su fe que desean dedicarse de lleno a la alabanza de la Santa Trinidad con toda su vida.  El Monasterio está abierto a todas las personas que buscan la fe original de los Cristianos y quieren tener la experiencia de la Liturgia de los Ritos antiguos.

Hemos recibido un poco más de 1,000 niños en dieciocho años y a lo largo de estos años se han recibido 1,500 misioneros de todas partes del mundo, especialmente de Estados Unidos de América.  Mensualmente se acogen grupos de personas deseosas de colaborar con nosotras para ayudar a los niños que Dios nos ha confiado.